TODO LO AQUÍ NARRADO, NO SÓLO ES VERÍDICO SINO QUE ADEMÁS ES CIERTO. By Les Luthiers

martes, 24 de enero de 2017

Reforma. A medias.

Tras una reforma chapuza magistral, hecha antes de las navidades queda un sentimiento agridulce. En vez de preparar todo, intentar salvar la venta del año con el black friday y con una buena preparación para las navidades, donde cada año se adelantan las compras de reyes, nosotros hacemos reforma, cambiamos los pasillos, con todo lo que eso conlleva. Pero el remate de los tomates se los lleva Kodak, o lo que queda de él.

Una vez metida la telefonía dentro del sector de ofimática. Con sus mejoras e inconvenientes, llega el momento de encajar las máquinas de revelado dentro de la tienda. Cuando el plano que tienes (que no se quien lo ha diseñado) no especifica columnas (enormes) donde sí las tienes fisicamente en la tienda, ocurre lo inesperado. las máquinas no caben, o estarían ubicadas dentro de la columna. Con lo que las máquinas se quedan fuera de la tienda, operativas, eso sí (la pela es la pela) y cada revelado exige un par de viajes hasta las máquinas, para volver a entrar a cobrar para volver a salir a terminar dicho proceso. Y al cliente no le gusta "pasear" y menos aun permanecer allí antes unas desatendidas máquinas. Aunque el personal de kodak te diga que son autoservicio y que tu prácticamente no tienes más que ir para poner una contraseña... Ja, JA, JA!, JA!!

Pasada esta introducción peñazo, nos ponemos en situación e imaginamos al típico cliente que quiere sacar las fotos de sus nietos, desde su flamante smartphone y que no sabe ni lo que es el "blutuz" (bluetooth) y mucho menos se va a descargar una puñetera aplicación de kodak para sacar las fotos en papel, como a él le gustan. 

Pues bien, esta vez, al bajar de mi más que corto pero intenso descanso, me encuentro con un señor y su hijo/nieto mirando las máquinas como si naves extraterrestres recién aterrizadas fueran dichas máquinas,  y para sorpresa, no me trae el móvil para imprimir. Mejor os lo cuento... 

-  Hola, quería sacar unas fotos en la máquina...

- Buenas tardes, adelante, déjeme que le ayude...

El tipo saca del amigo un sobre hecho con un folio y 50 grapas, mientras yo rezo que no me saque un juego de negativos. Y por fin aparece... Una batería!! Había cogido la batería de la cámara en lugar de la tarjeta... no por equivocación, si no por total desconocimiento de lo que es cada cosa.

- Esto es la batería, caballero. Tiene que traerme la tarjeta, que está dentro de la cámara, seguramente junto a la batería que es lo que me ha traído... Ah , sí? me mira incrédulo (como diciendo "está usted seguro?"). 


En fin, me dio bastante pena el hombre, pero le tocó hacer otro viaje...

  Si te ha gustado, suscribete al RSS Feed COMPLETO de la Fauna Pryca . Gracias por leerme.

No hay comentarios:

Desde Donde se han perdido?